Los galos vencieron como locales a Serbia 3-1 mientras que los belgas en su casa eliminaron a Australia 3-2. Los Blues buscarán en noviembre su décimo trofeo mientras que el rival quiere romper el maleficio.

Se acerca una nueva definición en la Copa Davis donde hubo sorpresas como la de Argentina que de campeón descendió del Grupo Mundial, y por el contrario del otro lado el gran candidato Francia mostró su poderío y definirá el torneo ante Bélgica que ganó ajustadamente en una final prometedora.

En primer turno Jo-Wilfried Tsonga (18°) le dio el pasaje a la final a Francia en el polvo de ladrillo de Lille al vencer al serbio Dusan Lajovic (80°) por 2-6, 6-2, 7-6(5) y 6-2 para darle el 3-1 final. La serie había comenzado bien para los serbios con el triunfo de Lajovic sobre Lucas Pouille pero luego Tsonga derrotó a Lasio Djere y la pareja de dobles integrada por Pierre-Hugues Herbert y Nicolas Mahut los puso arriba el sábado.

En la otra serie el héroe en Bélgica fue Steve Darcis (77°) que en el polvo ladrillo de Bruselas barrió al australiano Jordan Thompson (70°) por 6-4, 7-5 y 6-2 y sentenció la serie 3-2. El viernes David Goffin había iniciado bien superando a John Millman, aunque luego Nick Kyrgios emparejó venciendo a Darcis y el dobles comandado por John Peers-Thompson revirtió la serie pero hoy Goffin volvió a darle la igualdad al derrotar a Kyrgios.

La final será del 24 al 26 de noviembre en Francia y los galos irán por su décima estrella, algo que no consiguen desde el 2001 (derrotas en finales 2002, 2010 y 2014) ante Bélgica que nunca ganó la Copa Davis, habiendo caído en 1904 y en 2015.