Francia dejó a la Selección Argentina con las manos vacías
Francia dejó a la Selección Argentina con las manos vacías

El equipo de Deschamps se impuso ante los dirigidos por Sampaoli, en el duelo que dio inicio a los octavos de final del Mundial Rusia 2018. Con un Mbappé encendido, los galos se quedaron con lo que terminó siendo un partidazo: 4-3 para los europeos. Ahora, irán ante Uruguay en cuartos.

Los octavos de final fueron la instancia decisiva para Messi y compañía. Luego de pasar la primera ronda con lo justo, Francia esperaba en la primera llave de eliminación directa tras ganar el grupo C, sin ser arrollador, pero demostrando un fútbol superior al de Argentina.

El duelo comenzó mejor para los galos. Es que a los 11 minutos, el primer contragolpe de Mbappé terminó con un penal producto del empujón de Marcos Rojo, que nada pudo hacer para parar al jugador del PSG. Antoine Griezman se encargó de poner el 1-0. Antes, había tenido también la chance de marcar, tras estrellar un tiro libre en el travesaño.

Si bien la albiceleste controló la tenencia de la pelota, la realidad era que Francia estaba mucho mejor posicionada dentro del campo de juego, con sus volantes bien cerca de sus defensores, y sus delanteros al acecho ante cualquier error del ataque rival.

Sin embargo, los europeos se confiaron demasiado, y en una gran aparición de Di María por el medio, tras una pelota aislada que parecía no prosperaba, apareció el empate sobre el final del primer tiempo, inesperado por cómo se habían dado las situaciones de juego.

Pero en el fútbol en general, y en este mundial en particular, las sorpresas están a la orden del día. Tal es así, que en el complemento Argentina se encontró con el mejor regalo que la suerte le pudo dar. Tras otro rebote desde una pelota parada, Messi ensayó un tiro lejano que no traía peligro, hasta que Mercado logró desviar el balón de carambola y vencer a Lloris. El 2-1 desató la locura argentina y se notó que conmovió a lo que era una Francia que parecía fortalecida.

Aún así, nuevamente el equipo albiceleste no aprovechó la situación. Francia se volcó al ataque y rápidamente mostró las grandes falencias del esquema de Sampaoli. Con un sablazo extraordinario, Benjamin Pavard igualó nuevamente el marcador. Allí, comenzó la debacle.

Porque sólo 7 minutos después, a los 64, Mbappé volvió a aparecer en el área y, con un movimiento muy rápido, se sacó de encima a la defensa para batir a un Armani que estaba cubriendo el primer palo. 4 minutos después, otra vez Mbappé se encontró cara a cara con el arquero y no dudó. Un 4-2 que liquidó completamente el partido, pese a que faltaban más de 20 minutos.

La respuesta del DT fue ineficiente. Ya había ingresado el Kun Agüero por Enzo Pérez, cambio que desarmó el mediocampo y abrió camino a la goleada. En el entretiempo, también realizó una modificación polémica, al sacar al amonestado Marcos Rojo y meter en su lugar a un Fazio que en los dos últimos goles dio a conocer su lentitud. Fortalecido en la altura, pero débil en la carrera, el defensor debutó en la copa en el momento menos indicado y sufrió como nadie las gambetas y piques de Mbappé.

Los últimos minutos vieron a una selección que intentó lastimar pero casi sin generar chances de gol. Messi tuvo su oportunidad pero llegó exigido a la hora de definir. Sobre la hora, La Pulga mandó uno de los pocos centros buenos del equipo en todo el partido, y allí apareció Agüero, de 9, para cabecear al fondo de la red.

Sólo quedaban dos minutos, donde las esperanzas se renovaron. Meza, el otro refuerzo de Sampaoli para el segundo tiempo, apareció libre por la izquierda, pero Di María no pudo darle dirección a su envío. Era la última jugada del partido y de la Copa del Mundo, y, tal vez, de varios de estos grandes jugadores que representaron una generación muy buena de deportistas, pero que desde afuera no tuvieron, en estos últimos años, el apoyo necesario para traerse la copa.

Resumen del partido (Click para acceder al video en YouTube):