Se realizó el traslado del cuerpo hallado en el río Chubut desde Esquel a Buenos Aires, y desde ahí a la Morgue Judicial, donde el juez Gustavo Lleral ya ordenó cómo será la autopsia.

En sus instrucciones solicitó a los médicos forenses determinar “la identidad, la data, causal y modo de la muerte del cuerpo humano hallado” y estableció medidas de resguardo y seguridad cuando se practique el estudio.

El juez dictó ayer una resolución de tres páginas en la que dispuso los lineamientos centrales de la autopsia y le pidió a las partes del caso que designen a sus peritos para que participen del estudio.

Lleral ordenó que la autopsia esté a cargo de los peritos del Cuerpo Médico Forense de la Corte Suprema de Justicia junto con dos integrantes del Equipo Argentino de Antropología Forense.

La resolución solicita que “determinen la identidad, la data, causal y modo de la muerte del cuerpo humano hallado”.También le requirió a los médicos que aporten “cualquier otro dato de interés que estimen pertinente señalar los profesionales sindicados”.

Además, se debe registrar la autopsia, “sea filmada con audio a través de dos cámaras de video, una fija y otra móvil, como asimismo la extracción de placas fotográficas a través de una sola máquina de fotos del Cuerpo Médico Forense de la Corte Suprema de Justicia de la Nación”.

También, y considerando la supuesta filtración de imágenes, dispuso “la prohibición del ingreso de teléfonos celulares en el lugar de ejecución de la autopsia y durante la realización de la misma a todos aquellos que participen”.