La Cámara de Diputados convertirá en ley este jueves el proyecto de reforma al impuesto a las Ganancias votado por el Senado, que establece elevar el mínimo no imponible, una nueva escala y nuevas deducciones para aliviar el costo que tiene la aplicación de este tributo en los salarios.

En tanto el Poder Ejecutivo prorrogó las sesiones extraordinarias del Congreso hasta el 2 de enero de 2017, por tres días, -finalizaban el 31 de diciembre- debido a los proyectos pendientes de aprobación. El decreto lleva la firma del Jefe de Gabinete, Marcos Peña.

En cuanto a Ganancias la iniciativa será debatida en una sesión especial que comenzará a las 11, y como obtuvo dictamen de comisión, solo se necesita alcanzar el quórum de 129 diputados para habilitar el tratamiento de este despacho, que se tendrá que votar con una mayoría absoluta para convertir en ley la reforma.

El texto aprobado por el Senado, que envió a Diputados en segunda revisión con modificaciones al proyecto votado por la oposición en la cámara baja, eleva el mínimo no imponible de 37.000 pesos brutos (30.500 de bolsillo) para casados con dos hijos, y a 27.941 pesos brutos (23.200 de bolsillo) para solteros.

La Comisión de Presupuesto y Hacienda, que conduce el macrista Luciano Laspina, emitió despacho favorable al texto consensuado entre la CGT, el gobierno, los mandatarios provinciales, un sector del PJ, y el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, cuya respaldo era clave para votar el proyecto.

La iniciativa debe ser votada con 129 votos positivos dado que se reforma un impuesto, que es coparticipable y afecta los fondos provinciales, pero con el apoyo del massismo y el bloque justicialista, que lidera Diego Bossio, se podrá alcanzar y superar esta cantidad de sufragios ya que el oficialismo estima que se alcanzarán unos 140.