godoy cruz gremio

El Tomba ganaba con el golazo de Correa, pero Gremio lo dio vuelta con los tantos de Rocha. Fin del sueño del equipo mendocino en la Copa Libertadores.

No era una tarea fácil. Es más, muchos lo dieron por muerto antes de comenzar el encuentro de vuelta correspondiente a los octavos de final de la Copa Libertadores. Aún así dio pelea. Godoy Cruz no pudo aprovechar la ventaja tempranera y cayó 2 a 1 en Brasil ante Gremio de Porto Allegre.

La derrota en la ida obligó a que el equipo mendocino saliera desde el inicio con el cuchillo entre los dientes para emparejar la serie que el era adversa. Y de tanto probar lo logró con un verdadero golazo. Santiago García le bajó una gran pelota a Javier Correa en la medialuna del equipo brasileño, y con un remate violento abrió el marcador para el Tomba.

Todo el público en el Arena do Gremio se quedó mudo debido al golazo de Correa. Sin embargo, fue en ese preciso momento que el local comenzó a apurar al visitante hasta que legó el empate de la manera menos pensada.

Un centro con poca potencia fue interceptado de manera muy floja por el arquero del Tomba, Leandro Burián, el cual derribó en un robote largo que tomó Lucas Barrios y este le entregó el gol a Pedro Rocha para poner la igualdad en el marcador.

Con este nuevo panorama, Godoy Cruz tuvo que volver a arriesgar para conseguir la clasificación. Debido a estas urgencias, el equipo argentino dejó muchos huecos en su defensa y de un mal lateral en mediocampo rival vino el segundo gol de Gremio, otra vez en los pies de Pedro Rocha. Fin del sueño copero para el Tomba que dio pelea hasta el último minuto.

Jonathan Fernández

@Jona_Tadeo