El belga derrotó al ucraniano Alexandr Dolgopolov por 6-4, 6-7(5) y 6-3 en el torneo ATP 250 sobre la superficie dura en China. Obtuvo el primer título en el año cortando tres años de sequía y sumando su tercer título.

Uno de los jugadores que prometen estar en la primeras planas en los próximo años, no había podido mantener ese nivel que lo llevó rápidamente entres los mejores del ranking en 2014, pudiendo volver a trasladar esa confianza con este título que lo acerca a Londres.

David Goffin, 12° del ranking y segundo preclasificado, estuvo sólido ante Alexandr Dolgopolov (53° y quinto favorito) desde su servicio, hasta que finalmente le quebró en el séptimo juego y eso le permitió mandar en el partido y ganar con autoridad 6-3.

Al segundo parcial las cosas cambiaron radicalmente porque el ucraniano a través de buenas devoluciones le robó el saque al rival, colocándose 5-1 y la chance de cerrarlo con el servicio, aunque increíblemente no lo consiguió y fueron a definirlo en el tie-break. Ambos estuvieron firmes aunque el nacido el Kiev dio el golpe en el 5 iguales, esta vez cerrándolo 7-5.

Las bombas del belga, que había perdido en su único enfrentamiento en el US Open 2013, continuaron haciendo daño con el ace (15) en el set final, a la vez que crecieron los puntos con los primeros servicios (80%) hasta quebrar en el octavo game para luego ganar 6-3 tras dos horas y tres minutos de partido.

Goffin de 26 años consiguió el primer título de la temporada y el tercero de su carrera (Metz y Kitzbühel 2014) cortando tres años sin levantar un título con récord de 3-6 en finales, ocupando el puesto 12 en la carrera al Masters de Londres, en el certamen ATP 250 sobre la superficie dura de Shenzhen al sur de China que repartió 666.960 dólares en premios.