Los de Turín le ganaron 1-0 en la final disputada en el Estadio Olímpico de Roma. El gol lo anotó Morata a falta de diez minutos y así el conjunto donde fue titular Dybala logró el bicampeonato sumando el título 11° en su historia.

La diferencia que hay entre Juventus y el resto de los conjuntos de la Serie A, quizás no se vio reflejada en este encuentro por lo duro que fue, pero en el cierre la jerarquía de sus estrellas le otorgaron la doble corona una vez más.

En la primera parte el elenco de Cristian Brocchi fue el que más propuso ante un rival desconocido, teniendo mucha potencia en el colombiano Carlos Bacca y como pensador al japonés Keisuke Honda aunque ninguno inquietó al arquero brasilero Neto.

A la segunda mitad en el Estadio Olímpico de Roma, el campeón de su país mejoró con el argentino Paulo Dybala exigiendo la defensa rival, además del francés Paul Pogba que intentó rematando de lejos definiendo todo en el alargue.

La escuadra de Massimiliano Allegri en tiempo extra se salvó tras una chilena tremenda de Bacca, pero los cambios le iban a dar resultado. El colombiano Juan Cuadrado envió un centro hacia el español Álvaro Morata que de derecha en el minuto 110 le dio el triunfo definitivo.

Así Juventus se consagró bicampeón de la Copa Italia, sumando el título 11 en su historia, dos por delante de la Roma y dejando a Milán con solo cinco. El cordobés Dybala sumó la tercera consagración en el club tras la Supercopa de Italia 2015 y la liga de este año.