El piloto británico de Mercedes logró una gran victoria en la noche de la ciudad-estado de Singapur y superó a su compañero Rosberg en la lucha por el título. Es que el alemán abandonó por problemas eléctricos en su coche. Vettel y Ricciardo completaron el podio.

El circuito callejero de Marina Bay recibió a los 22 pilotos de la máxima categoría de automovilismo, que buscaban buenos resultados en la 14ª fecha del campeonato mundial. Ambos Mercedes habían logrado las dos mejores vueltas en la sesión de clasificación, por ende largarían desde la punta. Pero segundos después de largarse la vuelta previa, Nico Rosberg reportó problemas en su monoplaza, por ende debió arrancar la carrera desde los boxes, privándose de una buena partida.

Así se largó el GP, con Hamilton cómodamente en la punta, mientras Alonso, Vettel y Ricciardo luchaban por el segundo puesto. El asturiano lograría superar al alemán, aunque luego le devolvería el lugar por cortar una curva. Rosberg, mientras tanto, abandonaría en la vuelta 14.

Luego, habría que esperar hasta las paradas de la vuelta 25 para que el de Ferrari logre tomar el segundo lugar. La estrategia de boxes de los de Maranello funcionó a la perfección y relegaron a Vettel al tercer lugar.

Sin embargo, en el giro 31 ingresaría el Safety Car, justo cuando Alonso comenzaba a afianzarse en el segundo puesto, y las distancias se borrarían. El español aprovechó para entrar en boxes nuevamente y poner los compuestos blandos para aguantar con ese juego hasta el final de la carrera. Los de Ferrari creyeron que los Red Bull (que tomaron nuevamente el segundo y tercer lugar) pararían una vez más. Pero los austríacos se mantendrían en pista hasta el final.

Sólo restaba una parada obligatoria de Hamilton. El británico tenía entonces que volver a tomar ventaja de los Red Bull para que, al ingresar a los boxes, no pierda el primer lugar. La parada de Lewis se dio en la vuelta 53, a sólo 10 del final, saliendo detrás de Vettel.

Finalmente, el de Red Bull no pudo aguantar el ritmo del Mercedes y Hamilton lo pasó fácilmente. Alonso no logró superar a Ricciardo y se privó de un importante podio para Ferrari. Más atrás, se vio una intensa lucha entre los Williams, Raikkonen, Vergne y Checo Pérez. El mexicano superaría varios coches para asegurase un importante séptimo lugar. Anteriormente, el choque entre él y Sutil había ocasionado la salida del auto de seguridad.

Con esta victoria, Hamilton supera a su compañero en el campeonato de pilotos. Ahora el británico lidera con 241 puntos sobre 238 de Rosberg. En constructores, Mercedes y Red Bull se aseguran el primer y segundo lugar, respectivamente, mientras que Williams le gana el mano a mano a Ferrari por 9 unidades. Force India hace lo propio con McLaren, aunque por 6 puntos.

La próxima cita será Japón, del 3 al 5 de octubre.