El piloto británico de Mercedes venció a su compañero Nico Rosberg por tan sólo 7 milésimas de segundo, una diferencia prácticamente virtual, para poder largar desde la punta en el Gran Premio de Singapur. Ricciardo completó el top tres de la noche asiática.

El vistoso circuito de Marina Bay, ubicado en la ciudad-estado de Singapur, recibió en la mañana de Argentina a los 22 pilotos de la máxima categoría de automovilismo, en el marco de la sesión de clasificación del Gran Premio número 14 de la temporada.

Y fue una sesión muy emotiva y pareja, donde las Ferraris comenzaron dominando a los Mercedes, ya desde la Q1. En esa primera tanda no hubo sorpresas (quedaron fuera los coches de Marussia, Caterham y Lotus); tampoco en la segunda (Mercedes, Ferrari, Red Bull y Williams lograron clasificar). Sin embargo las posiciones de largada se disputaron a pura emoción, puesto que las diferencias eran ínfimas y los pilotos exigían al máximo sus monoplazas.

El mejor momento llegó en la Q3, cuando los Mercedes todavía no podían marcar la tendencia. Parecía que Ricciardo tenía buenas chances de llevarse la pole con su Red Bull, ya que había marcado una buena primera vuelta. Además, las Ferraris venían en buen ritmo y tal vez podrían dar el golpe. Sin embargo, los dos representantes de Mercedes aumentaron el ritmo y dieron una vuelta feroz cada uno.

Primero fue el alemán, Nico Rosberg, que con 1:45.688 bajó el tiempo de Ricciardo. Tan sólo unos segundos después, cerró su vuelta Lewis Hamilton, con un crono similar, de 1:45.681, sólo 7 milésimas más rápido que su compañero. Ricciardo fue relegado a la tercera posición, mientras que Vettel le ganó el mano a mano a Alonso y quedó en cuarto lugar, por delante del asturiano. Raikkonen tuvo problemas con la unidad de potencia, aún así pudo registrar un buen tiempo y largará séptimo, por detrás del Williams de Massa, cuyo compañero Bottas quedó octavo. Magnussen (McLaren) y Kvyat (Toro Rosso), completan el top 10.

Mañana a las 9 de la mañana hora de Argentina se largará la carrera, en la hermosa noche del circuito callejero de Marina Bay, en la ciudad-estado de Singapur.