El neroazzurro perdió 3-0 como visitante por la 22°fecha en la Serie A. El argentino que entró en la segunda mitad malogró un tiro desde los once metros que le podía haber dado el empate pero no pudo marcar y su equipo se aleja de la pelea.

Inter que había empezado como el máximo favorito a quedarse con el scudetto tras un arranque demoledor, parece que se quedó sin nafta en el segundo tramo del torneo y su máximo rival le pintó la cara relegándolo de la lucha.

El cásico fue parejo en el inicio pero el elenco del serbio Siniša Mihajlović sacó diferencias en el balón detenido. Tras un córner rápido el japonés Keisuke Honda sacó un centro y en lo más alto el brasilero Alex anotó de cabeza.

Al complemento el neroazzurro mejoró con el ingreso de Mauro Icardi y al propio argentino le cometió penal Alex. El delantero le dio de derecha ante el arquero Gianluigi Donnarumma que se lanzó al otro lado aunque el poste le dijo que no.

Tres minutos más tarde el conjunto Rossoneri le aplicó un cachetazo inesperado. El delantero francés M’Baye Niang lanzó un centro por la derecha hacia el colombiano Carlos Bacca que anticipó a su marca anotando de zurda, venciendo al arquero Samir Handanovič (goleador del equipo con 10 tantos).

La ráfaga no se detuvo y cuatro minutos más tarde el clásico de la Madonnina se definió a trece del cierre. Davide Santon la perdió ante la presión de Giacomo Bonaventura que tocó hacia Niang, el joven de 21 años le dio ante la respuesta del arquero pero anotó de rebote.

Así Inter (Rodrigo Palacio en el banco) sigue cuarto con 41 puntos a nueve del líder Napoli sumando el cuarto partido sin ganar en la liga. Su próximo rival será Chievo Verona el jueves nuevamente en el Estadio Giuseppe Meazza, esta vez como local.

Por su parte Milán permanece sexto llegando a 36 unidades y sumando seis encuentros sin caer entre liga y Copa Italia. En la próxima jornada visitará al Palermo del mellizo Guillermo Barros Schelotto.