Desde Allaria, Paula Bujía, Portfolio Manager, indica que para un perfil de inversor conservador se recomienda una cartera 50% en dólares y 50% en pesos. Si bien pensamos que las tasas en pesos permanecerán positivas comparadas con la inflación y el tipo de cambio, dado el atraso cambiario de este año y los vaivenes políticos de los próximos meses, consideramos que un mix balanceado es la mejor opción”. Así, una de las opciones es el fondo Allaria Ahorro Plus (35% de la cartera) que tiene un portafolio compuesto 68% por Lebacs cortas y el resto, fideicomisos, obligaciones negociables y cheques y pagarés garantizados. “El rendimiento es superior al 27% y, si el BCRA comienza a bajar tasas de Lebacs, puede sostener un buen rendimiento gracias a que mantiene un 32% de la cartera en los otros activos antes mencionados con un mayor plazo”, añade.

Y recomienda: “Luego consideramos invertir 10% en Allaria Renta Fija que invierte en títulos públicos tanto nacionales como provinciales y hoy casi el 90% de esta cartera esta en pesos. Y finalmente un 5% en Allaria Renta Mixta II que invierte en bonos provinciales que pueden aportar un spread de 150 puntos básicos por encima del rendimiento de títulos nacionales”. Para el 50% en dólares, apunta al fondo Allaria Renta Dólar, que invierte en Letes de largo plazo con un rendimiento de alrededor del 3% anual en dólares.

Para Mauricio Rigal, gerente Comercial de Galileo, “teniendo en cuenta el contexto actual, recomiendo invertir un 60% en pesos a través de un fondo que replique la tasa de Lebac, y un 40% del portafolio en dólares, a través de un fondo que compre Letes y que sume un plus de retorno a través de algún bono corporativo de la región, buscando siempre baja volatilidad”.

Pensando ya en un inversor de largo plazo, para Rigal, la composición del portafolio varía considerablemente. “En ese caso recomiendo invertir el 80% en dólares a través de un fondo de renta fija, que compre bonos de América latina, y que se encuentre bien diversificado en activos y países. En este sentido y a modo de ejemplo, el FCI Galileo Event Driven es un fondo para ahorrar en dólares, con 13 años de historia y un retorno promedio anual del 8,28% neto de honorarios. Un 20% del portafolio recomiendo invertirlo en pesos, en un fondo de renta fija de retorno total, que en su estrategia busque el máximo retorno posible, a través de la mejor combinación de activos”. Priorizando liquidez, en cualquiera de los casos los plazos de rescate van de 24 a 72hs, con lo cual ante un evento no esperado, el inversor conservador puede hacerse de sus pesos o dólares en forma casi inmediata, sin comisiones de salida.

Desde Quinquela Fondos, Federico Diez, gerente General, advierte que “contemplando el contexto electoral de octubre que genera mayor incertidumbre y volatilidad en el mercado, recomendamos para un inversor conservador que desea proteger su capital y obtener una renta estable posicionarse en Letras del Tesoro en dólares (Letes) o en fondos comunes de inversión que invierten en Letras en dólares para pasar este período sin sobresaltos”. En Quinquela administra un fondo exclusivo de Letras en dólares denominado Quinquela Capital “que rinde actualmente en el entorno del 2.5% anual y se puede disponer de los dólares en 72 hs”, destaca.