La Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militar) de Venezuela dispersó este miércoles con gases lacrimógenos una movilización opositora en el este de Caracas que pretendía llegar hasta la sede de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento), ubicada en el centro de la capital, anunciaron dirigentes de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) a través de Twitter.

El dispositivo de seguridad, compuesto de unidades antidisturbios y barricadas, fue desplegado para impedir la llegada de la marcha al centro de Caracas, donde el alcalde oficialista Jorge Rodríguez mantiene un veto contra los actos organizados por la oposición.

La marcha estaba encabezada por 112 diputados opositores, que conforman la mayoría en el Parlamento, y fue convocada para rechazar la “continuación del golpe de Estado” en el país, algo de lo que acusan al gobierno del presidente, Nicolás Maduro.

El gobernador opositor y dos veces candidato presidencial, Henrique Capriles realizó una transmisión en directo a través de la aplicación Periscope, en la que mostró a funcionarios de la GNB a bordo de motocicletas y vehículos blindados que disparaban bombas lacrimógenas