La inflación de noviembre fue del 1,6% y se ubicó por debajo de la medición de las consultoras privadas y de la CGT, según informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

El rubro Equipamiento y Mantenimiento del Hogar creció 2,6% por la suba en tarifas de gas y el de Alimentos y Bebidas, que más incidencia tiene en los sectores de menores recursos, creció 1,9%.

El organismo informó que los precios mayoristas crecieron en noviembre un 1,1%.

Las consultoras privadas que confeccionan el denominado IPC Congreso habían señalado que el aumento de precios de noviembre fue de 1,9%, mientras que la CGT había relevado un 2,16% y la dirección de Estadísticas del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires 2%, todos por encima de la medición oficial del INDEC.

El organismo nacional informó que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) fue del 1,6%, lo que mostró una importante desaceleración respecto del 2,4% de octubre, cuando impactó de llenó el ajuste de las tarifas del gas.

En ese mes el incremento en esas tarifas había tenido un impacto del 0,9% en el nivel general, mientras que en noviembre pasado solo llegó al 0,1%. En los otros rubros que componen el IPC se verificaron alzas del 1,6% en Atención Médica y Gastos para la Salud; 1,5% en Viviendas y Servicios Básicos; 1,4% en Transporte y Comunicaciones y 1,2% en Indumentaria (donde impactó el cambio de temporada).

El sector Otros servicios registró un incremento del 1,8%, a raíz de la suba en el precio de los cigarrillos.

Únicamente se ubicaron por debajo del nivel general los rubros Educación con el 0,8% y Esparcimiento con un 0,7%. Incluso los precios de la denominada Inflación Núcleo, que se mide sin la variación de los precios por estacionalidad, se ubicó también por encima del nivel general con un 1,7%. Los precios de los artículos regulados por el Estado sufrieron un aumento del 1,9% mientras que los afectados por la estacionalidad registraron un alza del 0,4%.