La AFIP dispuso un plan que obligará a las inmobiliarias a trabajar con posnet y prohibirá que las operaciones de compra-venta e incluso alquiler se realicen en efectivo.

Además, también las obligarán a entregar facturas para todas sus transacciones y habilitarán un canal de denuncia en caso de que no lo hagan.

De este modo, a partir de diciembre todas las inmobiliarias deberán tener los posnet y bancarizar sus operaciones para que dejen de realizarse en efectivo; obligando a que los propietarios e inversores blanqueen sí o sí sus ingresos.

La decisión de AFIP surgió luego de que su titular, Alberto Abad, anunciara que los inquilinos podrían deducir de Ganancias el pago de hasta el 40% del valor del alquiler, con un tope anual de $51.967, siempre y cuando sean locatarios de una vivienda única y no tengan propiedades.

Sin embargo, muchos denunciaron que no contaban con facturas de alquiler o de contrato ya que es algo que pocos administradores entregan a los inquilinos.