El tenista local venció a su compatriota Ryan Harrison por 7-6(6) y 7-6(7) en el ATP 250 sobre el cemento estadounidense. Sumó su segundo título en la temporada en solo dos semanas y el duodécimo en su carrera siendo el más ganador de este certamen con cuatro trofeos.

Uno de los mejores tenistas estadounidenses del momento volvió a hacerse fuerte en su país en una final totalmente local, culminando obteniendo un torneo que le sienta muy bien, luego de dos semanas perfectas primero adjudicándose Newport y ahora venciendo sin ceder un set.

John Isner, 20° del ranking y segundo favorito, tuvo un juego cuidadoso ante Ryan Harrison (42° y cuarto preclasificado) ya que ambos fueron muy certeros desde sus servicios y ninguno dispuso de la posibilidad de quebrar por lo que fueron al tie-break. Allí el nacido en Carolina del Norte logró levantar un set point para luego ganar ajustadamente 8-6.

El tenista de 25 años que le había ganado el último enfrentamiento en el Masters 1000 de Canadá pero tenía una desventaja de 5-2, pegó por primera vez robando el servicio colocándose 2-0, aunque su rival reaccionó al siguiente game y nuevamente la muerte súbita definió todo. En tie break por segunda ocasión dispuso de un set a favor pero la experiencia del hombre de 2.08 metros sobresalió con su potencia (23 aces) dándolo vuelta 9-7 tras una hora y 47 minutos de intenso partido.

Isner de 32 años sumó su segundo título seguido en la temporada tras Newport y el 12° en su carrera de los cuales ocho fueron en canchas duras y diez en su país (dos en Auckland), siendo el más ganador del certamen con cuatro conquistas (2013/14 y 15) en siete finales (2010/11 y 16).

Le impidió sumar el segundo certamen a Harrison que este año había ganado Memphis y quedó con un récord en finales de 12-12, en el ATP 250 sobre superficie dura en Atlanta al sureste de Estados Unidos que repartió 642.750 dólares en premios.