Ituzaingo: Otro que festejó por adelantado

El verde logró el ascenso a la C, luego de tres temporadas jugando en la D, la menor de las categorías de AFA.

Horas, y sobre todo minutos, de mucha tensión y emoción y soportaron tanto los jugadores, como los propios hinchas, para poder tener su desahogo.

Ituzaingo visitaba a Liniers, mientras que Leandro N Alem, hacía lo propio con Puerto Nuevo. El “lechero” tenía que obtener la victoria, y esperar que su rival en la cima del torneo no lo hiciera.

El primero de estos, logró su objetivo, resultando victorioso. Fue 3 a 0, prácticamente sin atenuantes. Pero dicho encuentro finalizó antes. Por ello, las radios, y los dispositivos electrónicos para poder ver y escuchar, respectivamente, lo que ocurría en Liniers, salieron a la luz.

Ituzaingo no podía, igualaba 1 a 1. Tiempo atrás, su arquero había detenido un tiro desde el punto del penal, y así, su equipo seguía con vida.
Hubo cuatro (4) minutos de adición, y en algún lugar de Campana, los corazones de cada integrante del plantel, y del  propio “Lobo” Cordone (DT de Alem), se paralizaron.
Sobre el final del cotejo, cuando esos eternos 240 segundos iban camino a cumplirse, llega el sacudón. El arbitro señala penal para Ituzaingo.

Damián Anriquez ejecuta, y da rienda suelta a su locura, sacándose la camiseta, y la de todos sus compañeros, que corren a abrazarlo.

En la otra cancha, por su parte, los jugadores de Alem quedan desolados, algunos se echan al piso, incrédulos, y otros, se levantan tras haber estado de rodillas implorando que el penal fue fuese malogrado.

Otro conjunto también festejó con la victoria del verde. Claypole, quien con la derrota de Liniers, accedió al reducido par intentar el segundo ascenso.

Ituzaingo vuelve a la C. Cuando se empiezan a definir los pasajes de categorías, otro conjunto “del Oeste”, hizo agitar, aun mas, la zona.