El estadounidense venció al serbio Filip Krajinovic por 5-7, 6-4 y 6-1 en el Masters 1000 en la superficie dura de Francia. Obtuvo su tercer título en el año, el cuarto y más importante de su carrera que le permitió meterse por primera vez entre los 8 mejores de la temporada.

La frustración de Juan Martín Del Potro por no poder clasificar al Masters, les dio la posibilidad a otros jugadores que estaban obligados a ganar el título, y uno de ellos lo aprovechó dándose el gusto de lograr su mejor actuación en el circuito.

Jack Sock, 22° del ranking y 16° preclasificado, no había comenzado bien ante Filip Krajinovic (77° y proveniente de la clasificación) por que el serbio le quebró en el 4-2, aunque en el siguiente juego volvió a recuperarse, hasta que el europeo en el undécimo game devolvió gentilezas para adelantarse 7-5.

Al set siguiente el estadounidense de 25 años mejoró con sus devoluciones desde el segundo saque del oponente (45%) y rápidamente pasó al frente 4-1, manejando el ritmo del partido e igualar 6-4.

El americano que venía con menos cansancio tras su victoria ante Julien Benneteau, solo había enfrentado al serbio en un Challenger con victoria en 2014, volvió a hacerse fuerte con su servicio (9 aces) con 79% de puntos ganados con el primer saque y obtuvo 6 juegos seguidos para alzarse 6-1 tras una hora y 58 minutos de partido.

Jack Sock logró su tercer título del año (Delray Beach y Auckland) y el cuarto en su carrera (Houston 2015) ganando por primera vez un Masters 1000, volviendo a obtener el torneo de esta talla un estadounidense tras Andy Roddick en Miami 2010 (en Paris Andre Agassi en 1999), impidiéndole al europeo obtener su primer certamen.

Así se clasificó al Masters de Londres superando al español Pablo Carreño Busta (primer suplente) siguiendo los pasos de Rafael Nadal, Roger Federer, Alexander Zverev, Dominic Thiem, Marin Cilic, Grigor Dimitrov y David Goffin, torneo que comienza el 12 de noviembre.

Además el nacido en Nebraska culminó el año con 9° en ranking, por encima de Carreño Busta y Del Potro (segundo suplente) quedándose con los 4.273.775 euros en premios que repartió el último torneo del año en Paris.