La transformación en autopista de la Ruta Nacional 36, entre la ciudad de Córdoba y Río Cuarto,  está próxima finalizar con la construcción de un nuevo puente sobre el lago Piedras Moras, ubicado a la altura de la localidad de Almafuerte.

Desde la Dirección Nacional de Vialidad (DNV) señalaron que el resto de los cinco tramos de la autopista se encuentran prácticamente terminados y habilitados en su totalidad.

La transformación en autopista de la RN36 jerarquiza al corredor y lo transforma en la principal ruta comercial de la provincia, al conectar las dos ciudades más importantes desde el punto de vista demográfico y económico.

De acuerdo a los datos de la provincia de Córdoba, unos 7.000 vehículos utilizan la RN36 por día y de ellos entre el 17 y el 20 por ciento son tránsito pesado.

La obra generará un importante ahorro de tiempo a los automovilistas, ya que permite evitar la zona urbana de Almafuerte, ubicada a 104 kilómetros al sur de la capital provincial.

En esa localidad se encuentra el lago Piedras Moras, considerado el espejo de agua más limpio y preservado de la provincia, y donde sólo se permiten las actividades acuáticas a vela y/o remo.