Mónaco anunció su retiro del tenis, 15 años después de su primer torneo tras solo tres partidos este año, y nueve consagraciones más tarde.

En 2015 se había operado de la muñeca demandándole seis meses carta picola recuperación, y desde entonces no volvió igual. De todas maneras al año siguiente alcanzó la corona en Houston, que había sido su primera consagración desde 2013 en Düsseldorf. En el medio, los subcampeonatos de Kitzbühel 2013, Gstaad 2014 y Buenos Aires 2015.

Este año pasó una larga puesta a punto, perdiéndose la gira por Oceanía y debutando recién en Indian Wells, donde clasificando 72° perdió con Adrian Mannarino. Luego siguió la caída en Miami con Federico Delbonis y en Houston se despidió en la primera ronda, bajando entonces al puesto 124°, y al no poder defender los cuartos de final del Masters 1000 de Roma, marcha 196°.

Se va finalmente con 20 triunfos sobre Top 10 y 56 caídas, pelotón al que perteneció por cinco semanas en 2012, tras el título en Kuala Lumpur, año en el que consecutivamente fue finalista en Stuttgart y campeón del ATP 500 de Hamburgo, repitiendo lo conseguido más temprano en el calendario en Viña del Mar y Houston, además de la semifinal en Miami.

Por la Copa Davis se despedirá con marca de 11-12 (más una caída en dobles), entre los cuartos de final de 2004 en Minsk hasta la segunda ronda de 2016 en Pesaro, colaborando para la posterior consagración del equipo de Daniel Orsanic.