La dieta mediterránea es conocida por sus beneficios para la salud, pero una nueva investigación señala que incluso ayuda a mantener la juventud genética, informa la revista médica British Medical Journal (BMJ).

El consumo de verduras, pescado, fruta y aceite de oliva ayuda a evitar el envejecimiento del ADN, según un estudio de la Universidad de Harvard que analizó el impacto de la dieta en los telómeros, que son los extremos de los cromosomas que protegen los códigos genéticos.

A medida que envejecemos, los telómeros se acortan y su integridad estructural se debilita, hecho que está asociado con el desarrollo de enfermedades cardíacas y algunos tipos de cáncer.

Los expertos siguieron de cerca la salud de 4.676 mujeres de mediana edad durante un periodo de diez años y evaluaron el impacto de la dieta en los telómeros. Así, los investigadores hallaron una relación entre la dieta mediterránea y telómeros más largos.

Las mujeres que consumían de manera regular pescado, fruta y aceite de oliva, tenían telómeros más sanos y largos.

“Para resumir, adherirse a una dieta mediterránea está muy asociado con la longitud de los telómeros, un marcador del envejecimiento biológico”, señala el estudio.

Los resultados “apoyan aún más” las muchas virtudes de seguir una dieta mediterránea para beneficio de la salud.

Esto se traduce, a la postre, en una mayor posibilidad de disfrutar de una larga vida, aseguran los expertos.