La esposa de Julio De Vido rompió el silencio y criticó a Cristina Fernández de Kirchner. En una entrevista radial dijo que siente que “De Vido es un preso político, la impresión que tengo es que las causas abiertas contra él no tienen alguna irregularidad administrativa ni delito penal”.

“Yo le tengo mucho respeto intelectual por Cristina Fernandez, tuvo un gesto inhumano contra mi familia, no tengo mucho para decir”, dijo en una conversación con Luis Novaresio en La Red.

Tuvo una crítica dura hacia la mandataria cuando dijo que no ponía las manos al fuego por nadie que no fuera de su familia.

“Siento que fue abandonado políticamente, si el conductor de un partido dice que no pone las manos en el fuego por nadie, De Vido nunca se amparo en los fueros”, argumentó.

En ese sentido, dijo que “recibí llamados de gente que quiere a Julio De Vido, también me llamó gente de otros partidos. No hablé con Cristina Fernández, al principio me llamó la atención, pero desde principio de octubre que no hablo”.

Reiteró que se trata de un “armado mediático” y comentó que De Vido está bien de salud y realizándose estudios. “Julio está bien de salud, es un médico de su enfermedad, pese a que ahora no puede comer como debe, ni tiene los métodos para medir la insulina. Ahora está en Marcos Paz haciendo ejercicio físico”, señaló.

La esposa del exministro, también manifestó que sintió tristeza por la imagen que daban los medios, pero indicó que no tiene certeza del monto incautado. “Lo que me preocupa es que mucho después de no encontrar explicación del dinero, y nadie averiguó el origen. Tuvo que venir de alguna coima o se la dieron en el camino. Me pareció terrible la imagen, y el daño al kirchnerismo”, señaló.