El Manchester City no tuvo lo que se llamaría, un buen año, y por eso decidió abrir su billetera e ir a la carga por algunas contrataciones que están retumbando en todo el mercado Europeo.

El equipo que dirige Josep Guardiola, culminó en la tercera colocación, y si bien, logró adquirir su participación en la próxima Champions League, tuvo una temporada con muchos altibajos, y quedó demasiado lejos del campeón, Chelsea.

Con un peso pesado árabe haciéndose cargo de las arcas del club, el conjunto “ciudadano” salió a la carga para contratar jugadores importantes.

El mas rutilante, se produjo en las ultimas 48 hs. Benjamín Mendy, lateral izquierdo que deslumbró en el Mónaco (donde se adjudicó la Ligue y llegó a semifinal de Champions), se sumó a las filas, por una cifra record para un defensor. La misma, es cercana a los 58 millones de Euros. El zurdo, es el mismo que en el Marsella, recibió palabras de elogios y un futuro más que prospero y prometedor por parte de Marcelo Bielsa, justamente, desde allá pasó al equipo donde fue compañero, entre otros, de Radamel Falcao.

Pero el elenco del  que se considera, “mas popular” en la ciudad (historia conocida sobre las diferencias entre los dos grandes de Manchester), vio emigrar a Kolarov (Roma), Clichy, quien tiene futuro en el fútbol Turco, y ya había transferido a Pablo Zabaleta al West Ham. Diezmadas sus zonas laterales, fue en busca de Danilo, el suplente de Dani Carvajal en el Real Madrid. El “merengue” recibió algo así como 30,5 millones de Euros.

Anteriormente, sus ojos fueron puestos sobre otro hombre que fue clave en la exitosa campaña del Mónaco, y se lo adjudico. Hablamos de Bernardo Silva. Jugador de características ofensivas, por quien desembolsó 49,5 millones de la moneda Europea. Con un poco menos de renombre, tal vez, pero Ederson Moraes, dejó de pertenecer al Benfica, a cambio de 40, 7 de los grandes, para el equipo lusitano.

Así, se está rearmando el conjunto con el que “Pep”, no puedo llegar a una semifinal de copa de Campeones, por primera vez desde que es entrenador.
Una historia digna de no volver a repetir, por eso, el City expuso su abultada billetera, y salió con grandes aspiraciones al mercado de pases.