Laucha y Pepe festejando tras el 2-0 ante El Pirata que le permitió liquidar la serie

El Granate le ganó 2-0 como local en el choque de vuelta por 16°avos de final en la Copa de la Superliga. Quignon y Techera en contra sellaron el triunfo de su equipo que avanzó con el global de 4-3 enfrentando en la siguiente fase a Vélez.

Lanús ha recuperado la memoria futbolística con el retorno de un entrenador de la casa que sumó puntos para alejarlo del promedio y quedando a las puertas de ingresar a un torneo internacional, dando vuelta una llave que parecía difícil ante el descendido Belgrano que no estuvo a la altura.

Al arranque la escuadra de Luis Zubeldía tomó la posesión y arrinconó a su rival pudiendo desbloquear el partido en la pelota detenida. Tras la buena pegada de Nicolás Pasquini en el tiro de esquina, de cabeza anticipó el ex San Lorenzo Facundo Quignon que puso el 1-0 a los 23 minutos.

Sin ideas, ni juego asociado con pases errados incluso en pocos metros, El Pirata nunca encontró la manera de atacar el arco contrario con un Mauricio Cuero apagado y el único punta Gonzalo Lencina muy aislado.

En la segunda parte el elenco del técnico interino Julio Constantín no cambió su fisonomía y recibió el golpe letal. Después de varios toques y una posesión larga, José Sand quiso mandar el pase al medio y el volante uruguayo Cristian Techera se la llevó por delante en lo que culminó 2-0 en La Fortaleza.

Lanús a pesar de la caída en Córdoba pasó la llave por el 4-3 en el global y en los octavos de final en la Copa de la Superliga chocará ante Vélez primero como local, definiendo la serie en Liniers con horarios a confirmar.