El jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, y el ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, recorrieron las obras del Viaducto Belgrano Sur, que conectarán al Centro de Trasbordo Sáenz y la estación Constitución que será nueva cabecera del tren beneficiando a casi un millón de vecinos.

Tras destacar que este proyecto se trata de “otra muestra más del trabajo en equipo” entre los equipos de gobierno, Rodríguez Larreta aseguró que “el plan ferroviario tan ambicioso que está impulsando el presidente (Mauricio) Macri beneficia mucho a la Ciudad”.

Al respecto, el Jefe de Gobierno porteño precisó que “tenemos más de 100 kilómetros de vías de tren que se usan muy poco” y agregó: “Tenemos que lograr que más y más gente se beneficie y esta obra apunta claramente a eso”.

“El plan ferroviario tan ambicioso que está impulsando el presidente (Mauricio) Macri beneficia mucho a la Ciudad”. (Horacio Rodríguez Larreta)

“Toda nuestra visión es promover el transporte público que es como viaja la gran mayoría de la gente en la Ciudad. Y además de eso tiene un beneficio urbano, en toda esta zona de atrás va a haber un enorme parque verde”, sostuvo.

La elevación de las vías del tren permitirá eliminar 8 barreras, entre ellas la de la avenida Saenz, donde llegan a registrarse demoras de hasta 20 minutos. Por esas barreras pasan a diario unos 370.000 pasajeros de colectivo y otros 20.000 automovilistas. Además se abrirán 7 cruces seguros nuevos, lo que mejorará la circulación y seguridad vial y el entorno urbano de 3 barrios porteños

Con su recorrido en altura, van a permitir la eliminación de barreras en Av. Sáenz, Einstein, Cachi, Taborda, Amancio Alcorta, Pepirí, Monteagudo, Zavaleta que hoy tienen barrera, y la creación de nuevos pasos en calles que hasta ahora están cortadas (Corrales, Tabarè, Ramírez, Fournier, Ochoa, Atuel, Iguazú).