Luego de ganar su primer Oscar, Di Caprio dio un expectante discurso en la cima de las alfombras rojas de los premios de “la Academia”.

Leonardo Di Caprio es el actor que protagonizó las dos películas más nominadas de la historia de los Oscar (por “Titanic” y “The Revenart”). Aún así, nunca había logrado llevarse el oro…

Hasta ayer a la noche.

Con su primer estatua dorada en mano y mención digna de festejo medido lanzado con su puño cerrado frente al micrófono, antes de dar sus agradecimientos, el flamante “Mejor Actor” de 2015 mencionó a las personas que lo ayudaron en el camino, como el director Mexicano Javier Iñartú (también premiado por “The Reverant”) y la productora “Fox”.

Pero la frutilla del postre fue -al igual que en su agradecimiento por su premio “Globo de Oro”-, la mención a la toma de conciencia del actual momento -delicado- del planeta tierra. En palabras de Leonardo Di Caprio, en su esperado discurso de los Oscar:

“ El renacido’ era sobre la relación del hombre con la naturaleza, una naturaleza que todos sentimos en 2015 como el año más cálido que se ha registrado. Nuestra producción se tuvo que trasladar al punto más al sur de este planeta solo para poder encontrar nieve.” Recordemos que la mitad de “El Renacido” fue rodada en el Sur Argentino sólo con 3 horas de luz diarias…

“El cambio climático es real, está ocurriendo ahora mismo” prosiguió el actor. “Es la amenaza más urgente a la que se ha de enfrentar nuestra especie. Necesitamos trabajar juntos y dejar de procrastinar. Necesitamos apoyar a los líderes de todo el mundo que no hablan en nombre de las grandes corporaciones contaminantes, sino de toda la humanidad, de los pueblos indígenas, de los miles de millones de personas desfavorecidas que serán las más afectadas por todo esto, de los niños y de toda esa gente cuyas voces han sido ahogadas por la política de la codicia.”

¿Azar, suerte, destino? Luego de que el actor de “Titanic” tenga que esperar dos décadas para dar este discurso, con la expectativa generada, su mensaje fue inteligente. Ya que, para rematar, concluyó: “Gracias a todos por este premio increíble de esta noche. No demos el planeta por sentado. Yo no doy esta noche por sentada.”