El Gobierno nacional invertirá más de 1.000 millones de pesos en obras hídricas para prevenir inundaciones y avanzar en la recuperación productiva de un millón y medio de hectáreas en  las provincias de Buenos Aires, Córdoba, La Pampa y Santa Fe.

Así se anunció al término de una reunión que funcionarios nacionales mantuvieron con autoridades provinciales y que fue encabezada por los ministros de Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, y de Agroindustria, Ricardo Buryaile.

“Avanzamos en una agenda de obras más allá de los límites jurisdiccionales y priorizaremos las partidas del Fondo Hídrico para destinar una suma que podría alcanzar los 1.000 millones de pesos para infraestructura”, señaló el el  subsecretario de Recursos Hídricos, Pablo Bereciartua.

Por su parte, el secretario de Interior, Sebastián García de Luca, señaló que “es muy importante el consenso al que hemos llegado para ir definiendo lo más urgente y avanzar en la concreción de obras que venían siendo postergadas durante décadas”.

En tanto, el ministro Buryaile  puso de relieve que el esfuerzo de la Nación apunta a “recuperar definitivamente un millón y medio de hectáreas productivas”.

De la reunión participaron, por la provincia de Buenos Aires, el ministro de Agroindustria, Leonardo Sarquís; y el subsecretario de Infraestructura Hidráulica,  Rodrigo Silvosa.

Por Córdoba estuvieron presentes el ministro de Agricultura y Ganadería, Sergio Busso; el secretario de Recursos Hídricos, Edgar Castelló, y el intendente de la localidad cordobesa de Serrano, Gabriel Rodríguez Martina.

Con el objetivo de definir las obras prioritarias,  el Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda convocó para el lunes próximo al Comité Interjurisdiccional de la Región Hídrica del Noroeste de la Llanura Pampeana (CIRHNOP), que integran Nación más las provincias de Buenos Aires, Córdoba, La Pampa y Santa Fe.