El grupo 7 de, la que es, la competencia mas importante a nivel clubes en el territorio sudamericano, ha tenido una serie de resultados que, cuando menos, llaman la atención.

En toda competición de estas características, pero sobre todo, en la copa Libertadores hay, algo así, como una premisa.

En lo que respecta, principalmente, a la fase de grupos (los cruces “mano a mano” también podrían incluirse, aunque, al ser de esta manera, son un tanto particulares), la prioridad es hacerse fuerte de local, y rescatar algún punto cuando se juega de visitante. Esto, lo conocemos, básicamente, como: “Los puntos que se pierden en casa, después, hay que ir a recuperarlos afuera”.

Pero, en este caso, se está dando todo a la inversa en el grupo que tiene a Lanús como uno de los protagonistas. Todas las victorias obtenidas, fueron en condición de visitantes.

El primer encuentro, dejó lugar para la emoción ya que, Chapecoense vencía en Venezuela al At. Zulia, en lo que era la primera participación del verdao en este torneo continental y, claro, el primer viaje fuera de suelo Brasileño que debía hacer tras el trágico accidente, cuando estaba llegando a Colombia. Por la misma jornada, el otro miembro de la zona, Nacional de Uruguay, se llevaba el triunfo de “La fortaleza”, tras vencer al granate por 1 a 0. Recientemente, se disputó la segunda fecha, en la cual, el “tricolor” recibía un duro golpe por parte del Zulia. Los Venezolanos daban la gran sorpresa y se iban el “Parque Central” de Montevideo, con un triunfo.

Al día siguiente, el conjunto argentino que dirige Almirón, daba vuelta el partido, luego de comenzar perdiendo, y terminaba ganando 3 a 1 en Chapecó.

Por lo general, un equipo, necesita alcanzar una cifra entre los diez (10) y doce (12) puntos, para poder clasificarse y acceder a instancias de octavos de final (cuantos mas se sume, mejor. También pueden ser menos, dependiendo, obviamente, de la zona que haya tocado en suerte, y como se vaya desarrollando). Partiendo desde ese punto de vista, ganar los tres (3) partidos que tocan disputar como local, derivaría en nueve (9) unidades y, si a eso le sumamos, algún puntito que se pueda obtener como visitante…

Aquí, todos cayeron en casa, y lograron “recuperar “los puntos” luego, en terreno ajeno.

Un simple dato de color, que al día de hoy, causa sorpresa.

Más adelante, cuando se consume quienes solo los que avanzan y los que no, tal vez, podría terminar siendo relevante.

Federico Campos