El dirigente piquetero fue juzgado por la toma de una comisaría en la Boca en 2004 y recibió una condena de 4 años de prisión. Al salir de Tribunales, aseguró que todo fue un “circo armado” para condenarlo.

“Eso no tiene fundamento. Todos los que estaban ahí (en la comisaría tomada) saben que trabajé para que todo terminara en paz”, aseguró y acusó al presidente Mauricio Macri por su condena. “Está usando el Poder Judicial como su fuerza de choque”, aseguró.

El dirigente kirchnerista consideró que “después de 14 años”, todo el accionar de la Justicia fue armado para condenarlo y aseguró que eso no iba a pararlo y que continuará luchando por “una Argentina para todos”.

Lejos de continuar con sus críticas hacia la ex presidenta -luego de las detenciones de Julio De Vido y Amado Boudou, el dirigente criticó el silencio de la anterior mandataria- el dirigente terminó sus declaraciones a la prensa con un sonoro: “¡Aguante Cristina!”.

El veredicto se dio a conocer después de las 16 horas en los tribunales federales de Retiro.