El joven liberal y candidato independiente Emmanuel Macron ganó el balotaje presidencial con el 65% de los votos frente a la líder de la extrema derecha de Francia, Marine Le Pen, quien obtuvo un 34%, según los primeros sondeos de boca de urna publicados por el canal de televisión local BMFTV y la emisora France 2.

Mientras aún se esperan los resultados oficiales, la gran noticia es que la abstención habría sido la más alta desde el balotaje presidencial de 1969. Según estimaciones de la consultora Ipsos-Sopra Steria, el nivel fue de 25,3%.

Al mismo tiempo, el voto en blanco o nulo alcanzó un nivel histórico para la V República, el régimen vigente en Francia desde los últimos 60 años, con un 12%, informó el diario local Le Monde.

Según los primeros sondeos de boca de urna franceses, Macron obtuvo un apoyo del 65,9% frente a un 34,1% de Le Pen, informó BFMTV; mientras que France 2 estimó que el candidato liberal ganó con un 65,1% de los votos y Le Pen quedó lejos con un 34,9%.

El presidente de Francia, François Hollande, felicitó a su futuro sucesor y estimó que su amplia victoria en las elecciones refleja el compromiso de los franceses con los valores republicanos y “con la Unión Europea y la apertura de Francia hacia el mundo”.