Investigadores del Conicet y de la Universidad de Buenos Aires (UBA) realizaron un importante avance para encontrar una vacuna contra el Mal de Chagas al diseñar una molécula que combina tres proteínas y es la mejor alternativa obtenida hasta el momento.

La enfermedad es causada por un parásito unicelular microscópico llamado (Trypanosoma cruzi), que se aloja en el interior de las vinchucas y es transmitido a los humanos a través de las heces de esos insectos al momento de picarlos.

La enfermedad está presente en 21 países de América Latina, entre ellos Argentina, donde se estima que hay un millón y medio de infectados, según indica la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El científico Emilio Malchiodi, quien dirige la investigación, explicó a Cadena 3: “Es algo con mucha potencialidad, el trabajo que publicamos es el experimental de una vacuna profiláctica”.

“Lo que desarrollamos es algo que ha demostrado, en animales, que puede proteger de la infección; es importante ensayar este candidato a vacuna en pacientes infectados”, destacó.

Indicó, además, que “es una vacuna profiláctica desarrollada por ingeniería genética y se basa en tomar tres porciones de tres antígenos del parásito y ponerlos en una sola molécula”.

“Esto requiere un activante, que en general tienen todas las vacunas, que sirve para potenciar la respuesta inmune”, agregó.

Malchiodi recalcó que la investigación que sigue lleva tiempo y mucho dinero. “Lo hemos desarrollado con fondos del Estado;(…) para su posterior desarrollo requiere conseguir más apoyo económico”, precisó.