Los Citizens perdieron 4-0 como visitante ante el Everton por la 21° fecha de la Premier League. Quedó a diez puntos del líder Chelsea y por ahora se mantiene afuera de la zona de Champions League.

El inicio arrollador que había tenido Manchester City con la llegada del mejor entrenador en la última década, auguraba un futuro alentador al menos en la liga local, pero el equipo sufrió un bajón futbolístico y se encuentra muy lejos de la pelea, hasta incluso poniendo duda su boleto a la Champions al menos en la mitad del certamen.

El elenco del holandés Ronald Koeman fue inteligente en la primera mitad y en la media hora sorprendió a su rival. El belga Kevin Mirallas de primera asistió a su compatriota Romelu Lukaku que le ganó la posición a Nicolás Otamendi y fusiló de zurda.

A la segunda parte el local jugó con el nerviosismo del City que tembló en el fondo y fue por más. Yaya Touré perdió el balón en mitad de cancha y Ross Barkley habilitó a Mirallas ante el tardío cierre de Pablo Zabaleta, anotando el 2-0 a tres minutos.

Los dirigidos por el español Pep Guardiola quisieron dar más explosión con el nigeriano Kelechi Iheanacho acompañando a Sergio Agüero, aunque el oponente lo liquidó. El volante Tom Davies robó en su área, subió y recibió el pase de Barkley, definiendo por arriba del arquero para el 3-0 parcial.

En tiempo de descuento el equipo donde fue titular Ramiro Funes Mori selló la goleada en Goodison Park. El defensor John Stones se equivocó y el juvenil Ademola Lookman tomó el rebote superando al chileno Claudio Bravo estampando el 4-0.

Manchester City (Wilfredo Caballero en el banco) por el momento se mantiene quinto con 42 puntos, diez menos que el líder Chelsea, siendo la peor derrota de Guardiola en un encuentro de liga. El sábado recibirá al Tottenham de Mauricio Pocchetino que marcha parcialmente como escolta.