El sueño de vivir en una mansión está más al alcance de la mano que en ningún otro momento. O, al menos, eso parece. En Montclair, Nueva Jersey, hay una propiedad histórica, de 110 años de antigüedad, que se vende a solo 10 dólares. ¿Cómo es posible?

Como es de esperar, hay una condición para la venta del inmueble, aunque no es lo imaginable. No se trata de una casa en ruinas, con un altísimo costo de refacción. Ni siquiera de un precio base engañoso de una subasta. La cláusula exigencia es su traslado. Llevársela en forma literal.

La mansión de dos pisos, de más de 370 metros cuadrados, se encuentra en una zona inconveniente. Una constructora logró el permiso para erigir ocho lotes en el campo donde se sostiene la propiedad. Sucede que el edificio tiene valor histórico. Entonces, su demolición no es una opción.

La mansión le debe su valor histórico, en primer lugar, a que fue construida por un arquitecto renombrado local -Dudley S. Van Antwerp-, pero, a su vez, porque entre sus paredes vivió Aubrey Lewis, un mítico jugador de fútbol americano, el primer afroamericano en formar parte de un programa de entrenamiento del FBI. Tales distinciones llevaron a la Junta de Planificación de la ciudad a imponer algunos reparos para preservarla.

La Junta planteó que la casa debe ser vendida por no más de 10 dólares, pero su comprador debe hacerse cargo de los gastos del traslado a una distancia menor a las 10 cuadras de su ubicación actual. Sin embargo, la constructora, en su afán de agilizar el proceso, contribuirá con 10 mil dólares en caso de que la mudanza se efectúe antes del 31 de agosto.

Las estimaciones marcan que trasladar una casa de ese tamaño podría costar cerca de 200 mil dólares. No obstante, su precio bajaría ostensiblemente al considerar que solo se puede movilizar en un radio cercano. Un valor muy menor si se lo compara con su última venta por 1,35 millones de dólares. Claro que ese costo también incluían las 2,7 hectáreas del campo que la rodean.

Pese a que parezca una práctica extraordinaria, en Estados Unidos ya se registraron varios casos de mudanza de hogares. Se debe a que los edificios clásicos de madera no tienen cimientos y resulta sencillos desplazarlos de una sola vez. Por caso, una pareja compró por solo un dólar una mansión de Minnesota en 2011 con la obligación de trasladarla.

0002303904

Compartir
Artículo anteriorDesearás, de Erika Halvorsen
Artículo siguienteTrump vuelve a amenazar a Corea del Norte
Hornero Corp

Hornero Corp, Real Estate, cuenta con los empleados, la preparación técnica y la práctica comercial adecuada para el desarrollo de la actividad inmobiliaria.
www.hornerocorp.com