El presidente Mauricio Macri aseguró que “la inflación está bajando” aunque “a un ritmo menor de lo que creíamos y lo que soñé porque subestimamos la inflación incubada que nos dejó el gobierno anterior”, al tiempo que exhortó a los argentinos a “ver el vaso medio lleno porque ahora la Argentina está creciendo y lo peor ya pasó”.

En una entrevista con la conductora Mariana Fabbiani en la Quinta de Olivos que se transmitió por Canal 13, Macri se refirió a la situación del país que heredó y señaló que “era un país en default, sin reservas en el Banco Central, sin energía, sin estadísticas confiables, estancado varios años, aislado del mundo porque tuvimos un Gobierno que se fue creyendo sus propias mentiras”.

Y continuó: “La Argentina era un tren a punto de chocar contra una pared de hormigón. Cuando todos creían que íbamos derecho a una crisis terminal como en el 2001, como está Venezuela ahora, los argentinos decidimos girar y sorprendimos al mundo. Detuvimos el tren y lo pusimos en la dirección correcta”.

En ese sentido, el mandatario aseguró que “los ministros que vinieron al G-20 dijeron que no podían creer lo que hicimos en tan poco tiempo, pero en dos años no vamos a resolver los errores del gobierno anterior, que se repitieron por décadas en una Argentina que no supo tener un modelo de crecimiento con inserción en el mundo”.

Macri reiteró que “ahora la Argentina está creciendo y la inflación está bajando” y pidió a los argentinos ser más positivos y “ver el vaso medio lleno y no siempre el medio vaso vacío”.

Sobre la inflación heredada, señaló: “subestimamos la inflación incubada que nos dejó el gobierno anterior, con el congelamiento de las tarifas de servicios. Creímos que iba a llevar menos tiempo ganarle a la inflación”.

En otro tramo desestimó que el expresidente del Banco Nación Carlos Melconian vaya a regresar a la función pública. “Por ahora el equipo está muy bien”, sostuvo.