Máxima tensión EEUU, Francia y Reino Unido atacan Siria
Máxima tensión EEUU, Francia y Reino Unido atacan Siria

El ataque coordinado lo anunció el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en represalias por los supuestos ataques del gobierno sirio de Bashar Al Assad con armas químicas a la población civil. Tensión mundial por la respuesta de Rusia, aliado de Siria.

La escalada de violencia en Siria continúa, luego de que la triple guerra interna entre los rebeldes opositores a Al Assad, las fuerzas leales al gobierno, y el Estado Islámico llegue a un punto de quiebre esta semana, cuando el presidente lanzó, según Estados Unidos, un ataque con armas químicas sobre la población civil del país.

Las advertencias de Donald Trump y de Barack Obama, que también había hecho referencia a los ataques con estos tipos de armamentos en su gobierno, no terminaron siendo en vano, puesto que el actual mandatario de Estados Unidos comenzó una ofensiva sobre Damasco, la capital de Siria.

“Ordené a las fuerzas armadas de Estados Unidos que lancen ataques de precisión a blancos asociados con la capacidad de armas químicas del dictador Bashar Al Assad”, expresó Trump en un discurso oficial dirigido al pueblo estadounidense.

El Embajador ruso en Estados Unidos, Anatoli Antonov, por su parte, advirtió: “Los peores temores se han vuelto realidad. Advertimos que tales acciones no se dejarán sin consecuencias”.

Del lado de Rusia, sostienen que el ataque tiene como fin entorpecer las investigaciones de los grupos internacionales que iban a realizar las pesquisas para analizar si efectivamente en el ataque de esta semana se utilizaron armas químicas.

La triple guerra en Siria no sólo tiene como protagonistas a los rebeldes opositores, a ISIS y a Al Assad. Los intereses del gobierno ruso, aliado indiscutido del presidente sirio, y los intereses de Estados Unidos, que provee a los rebeldes, jugaron un papel clave a lo largo de estos últimos años.

Es por eso que esta acción del ejército norteamericano puede resultar en una escalada de violencia aún mayor, si es que Rusia responde de la misma manera, atacando posiciones donde los intereses del país norteamericano estén en juego.

Por ahora, queda por ver la respuesta de Putín, que ya había alertado a Estados Unidos en caso de entrar directamente en el conflicto.