El Barcelona goleó 5-0 al Espanyol como local por la tercera fecha de la liga española. El argentino anotó los tres primeros, Piqué Y Suárez cerraron la victoria en el derbi catalán que lo dejó como único líder.

Los dos empates en forma consecutiva del actual campeón Real Madrid, le daban la tranquilidad al Barcelona de saber que si ganaban le iban a sacar una buena ventaja en el inicio de la liga, en otra actuación brillante de Messi que sin duda juega en otra sintonía cuando juega en España, comparado al contraste de lo realizado en Argentina donde no encuentra asociación.

El elenco local de entrada impuso su juego y pasó al frente con un golazo de su estrella. Ivan Rakitić asistió al argentino Lionel Messi, que se sacó de encima a su marca y la clavó arriba a los 24 minutos.

Los dirigidos por Ernesto Valverde a través de la posesión y la proyección de sus laterales, siguieron lastimando hasta aumentar cifras. Jordi Alba llegó hasta el fondo y tocó para Messi que anticipó para el 2-0.

En la segunda parte la visita no tuvo armas para ni siquiera inquietar al oponente, y el campeón de la Copa del Rey no desaceleró. Nuevamente el lateral Alba pasó al ataque, vio la entrada del rosarino que anotó su tercer tanto en el derbi catalán (cinco goles en tres partidos).

El elenco de Quique Sánchez Flores (Pablo Piatti titular) se fue del partido tras el tercer tanto y su clásico rival lo noqueó. En primer lugar Gerard Piqué estiró las cifras de cabeza y sobre el cierre la flamante incorporación Ousmane Dembélé, asistió a Luis Suárez y el 5-0 final.

Barcelona que tuvo a Javier Mascherano en el banco, llega a tres triunfos seguidos sumando 9 unidades y siendo el único líder, dos unidades por delante del Sevilla. Su próximo oponente será el Getafe de visitante el sábado.