Tiroteo en el Palacio de Justicia de Milán, cuyo autor ha sido identificado Claudio Giardiello, un ciudadano italiano acusado de fraude en la declaración de bancarrota.

Durante una vista en una de las salas del Palacio de Justicia milanés, el abogado de Giardiello ha declarado que abandonaba su defensa. En ese momento, el acusado ha sacado un arma y la ha emprendido a tiros con los presentes. Los muertos son el juez y dos de los testigos que asistían al proceso.

El individuo, según detalló el diario Corriere della Sera, se dio a la fuga tras abrir fuego y se refugió en primer lugar en el interior del Palacio de Justicia. El edificio fue desalojado por los carabinieri para dar caza a Giardiello.

El ministro Alfano ha detallado posteriormente que el sujeto logró huir del edificio para emprender la fuga y abandonar la capital lombarda. La prensa local informa de Giardello tomó una moto y se dirigió hacia el municipio de Vimercate, donde fue arrestado finalmente.