Miriam Lanzoni protagonizó ayer una auténtica escena de nervios e histeria. Pasó de ir manejando en la ruta a quedar demorada en una comisaría de Carlos Paz. ¿El motivo? Las versiones son contrapuestas.

El inconveniente comenzó cuando la camioneta de la actriz se quedó sin nafta. Ella circulaba por una autopista de la ciudad cordobesa, cerca de un puesto de la policía caminera.

Al parecer, la figura de la obra “Como el culo” habría realizado una maniobra inapropiada (habría cruzado por un sector prohibido, arrollando un cono del control policial) antes de detenerse en la banquina.

Ese fue motivo suficiente para que los agentes le quisieran labrar una multa. Pero eso no hizo más que desembocar en una escena de gritos y acusaciones de un lado hacia el otro.

Lo que pasó en el medio no está claro porque según la protagonista, ella fue agredida por uno de los efectivos. Y según la policía, fue la artista quien perdió los cabales y agredió a uno de los agentes.

Al final, Lanzoni fue trasladada a la Comisaría Departamental de Punilla, a una cuadra de la Municipalidad local. Lo hizo escoltada por dos patrulleros y al mando de su vehículo. Fue imputada por desacato, al resistirse a la detención de la Policía Caminera.

Al cabo de tres horas, la actriz quedó libre y se abrió una investigación judicial para resolver de parte de quién fue la agresión.

Cuando recuperó la libertad, Lanzoni aseguró que, tal como su abogado lo había adelantado, realizará una denuncia por abuso de poder. Dijo además haber filmado “todo” lo que sucedió.

“Te viene todo el tiempo a la mente qué le pasa a una persona que le pasa una injusticia y que no tiene estos medios. A cualquier laburante”, lanzó la actriz, que estaba visiblemente molesta por lo que había pasado.

“Llegado el momento, voy a contar todo junto. No me voy a quedar con esto. Quiero presentar las pruebas. Acá la víctima soy yo y me voy a tomar tiempo para resolver esto. La reflexión es que no hay que callarse estas cosas”, finalizó.