La calificadora de riesgo Moody´s Investors mejoró la perspectiva para la deuda de la Argentina a positiva desde estable, por las políticas aplicadas para apoyar un “retorno del crecimiento económico en 2017”, que le permitiría comenzar a “reducir su elevado déficit fiscal en 2018”, según señaló en un comunicado.

“En los últimos 14 meses, se han establecido varias políticas que han pavimentado el camino para mejoras del crecimiento y la fortaleza fiscal de Argentina, y para una reducción de su exposición a dificultades en el exterior”, señaló Moody´s en un comunicado.

Agregó la consultora que espera para la Argentina “un crecimiento promedio de la economía de un 3 por ciento promedio este año y el próximo, por un mayor consumo, una baja de la inflación y un aumento de la inversión pública y privada”.

Señaló que la medida está basada en “la mejora de la orientación de políticas de Argentina, lo cual apoya el retorno al crecimiento económico en 2017 y la expectativa de que un crecimiento económico más rápido permitirá que el gobierno de Argentina comience a reducir su elevado déficit fiscal en 2018”.

La consultora consideró que en su primer el gobierno de Macri “ha implementado con éxito políticas destinadas a hacer frente a algunos, aunque no todos, de los principales desequilibrios macroeconómicos y las distorsiones microeconómicas que ha heredado”.

“Esto representa un importante cambio en materia de políticas con relación al anterior gobierno, y la perspectiva positiva refleja la opinión de Moody´s sobre que el cambio crediticio positivo en la orientación de políticas general seguirá vigente al menos durante el mandato del actual gobierno, que concluye en 2019” añadió la consultora en su comunicado.

Moody´s proyectó que habrá “una menor inflación que impulse los salarios reales y el consumo, y que el proceso de deflación dé apoyo al objetivo del Banco Central de Argentina de alcanzar una inflación de un solo dígito para 2019”.

Resaltó que el gobierno de Macri “también ha revertido la anterior política de difundir datos macroeconómicos básicos inexactos” al criticar a la administración kirchnerista y resaltar la normalización del INDEC.