Murió Federico Luppi a los 81 años. Se encontraba internado en la Fundación Favaloro y tenía previsto someterse a un tratamiento en una clínica de rehabilitación.

Según pudo confirmar Teleshow con familiares, el actor falleció a las 6.00 de la mañana del viernes.

En abril, había sido operado de un coágulo en la cabeza producto de un accidente doméstico al golpearse contra la mesa de luz e iba a internarse en el instituto FLENI (Fundación para la Lucha contra las Enfermedades Neurológicas de la Infancia) para continuar con su recuperación.

Nació el 23 de febrero de 1936 en la localidad de Ramallo, provincia de Buenos Aires, en una familia de ascendencia italiana.

Dueño de una extensa trayectoria, debutó en televisión en 1964 con El amor tiene cara de mujer y en cine un año más tarde, con Pajarito Gómez.

Con más de 80 películas en su haber, entre las más destacadas están El romance del Aniceto y la Francisca, Tiempo de revancha, La patagonia rebelde, Plata dulce, El arreglo, No habrá más penas ni olvidos, Pasajeros de una pesadilla, Cronos, Un lugar en el mundo, Matar al abuelito, Caballos Salvajes, Sol de otoño, Bajo bandera, Martín (Hache) y Elsa y Fred, que lo convirtieron en uno de los actores más prestigiosos del cine nacional.

En el 2001 se radicó en España, donde vivió varios años y realizó El espinazo del diablo, El laberinto del Fauno e Incautos, entre otras películas. También trabajó en México y Perú.

Su última aparición cinematográfica fue este año en Nieve Negra, el film protagonizado por Ricardo Darín, Leonardo Sbaraglia y Dolorez Fonzi y dirigido por Martín Hodara.

Sus trabajos en la pantalla grande lo hicieron acreedor de seis premios Cóndor de Plata a Mejor Actor, por sus papeles en Martín (Hache), Sol de otoño, Un lugar en el mundo, Plata Dulce, Tiempo de revancha y El romance de Aniceto y la Francisca.

En televisión, participó de los ciclos Alta Comedia, Ficciones, Atreverse, Cien años de perdón, Tratame bien, Condicionados y En Terapia, entre otros.

En estos últimos años, Luppi mantuvo una tensa relación con los medios, tanto por sus declaraciones políticas en defensa a la ex presidenta Cristina Fernández, como por las acusaciones de violencia de género realizadas por Haydée Padilla, quien confesó que el legendario actor la golpeó en más de una oportunidad.

Luppi también estuvo en el ojo de la tormenta cuando descargó contra Mirtha Legrand, a quien calificó como “yegua hija de puta”. Y cuando tildó a Ricardo Darín como “boludo”, tras el cruce entre el popular actor y CFK, que derivó en una carta pública de la ex mandataria.

También cacheteó a un periodista, cuando fue abordado en una nota en la calle, a raíz de que Luppi debió reconocer a un hijo por dictamen de la justicia.