El escocés superó esta tarde a David Ferrer (5º) por 5-7, 6-2 y 7-5 luego de poco más de dos horas y media en el torneo sobre cemento de la capital austríaca, y – además de regresar al Top Ten – pasará a ocupar el octavo y último lugar clasificatorio en la carrera al Torneo de Maestros.

El español quebró dos veces en el primer set (una lo hizo Andy, quien tuvo cinco aces en ese parcial) aprovechando los problemas de puntería que tenía su rival con la derecha. En el segundo set, donde el británico sacó con 65% de efectividad, no hubo equivalencias y con dos quiebres del nuevo campeón más seis break points salvados, hubo que jugar un capítulo más.

Allí Murray (con 68% de primeros saques y tres aces más) comenzó 2-0, pero después del 1-3 el primer preclasificado ganó cuatro juegos en fila para sacar para partido. Allí no solo el número once del mundo quebró, sino que hilvanó cuatro juegos en fila y consiguió su segundo torneo de la temporada tras lo hecho un mes atrás en Shenzhen.

El tres veces semifinalista del Masters de fin de año saltó del décimo al octavo lugar de la clasificación anual, que tiene a Novak Djokovic, Roger Federer, Rafael Nadal, Stanislas Wawrinka y Marin Cilic clasificado al torneo inglés. Kei Nishikori y Tomas Berdych (campeón en Estocolmo) están por delante de él, mientras que además de Ferrer pelea por entrar junto a Milos Raonic, con solo los ATP 500 de Basilea y Valencia en el calendario, seguido por el Masters 1000 de Paris.

Además, como el de Dunblane no defendía puntos retornará al Top Ten luego de haber sido noveno en agosto. Ambos estarán la próxima semana en Suiza, donde Murray debutará con Jurgen Melzer (121º) y Ferrer – primer preclasificado y último subcampeón- con Andreas Seppi (49º).

Esta semana Berdych ganó el torneo de Suecia imponiéndose por 5-7, 6-4 y 6-4 a Grigor Dimitrov (10º), mientras que en Moscú Marin Cilic (8º) es el nuevo campeón tras ganarle por 6-4 y 6-4 a Roberto Bautista Agut (14º).