El conjunto del sur italiano lo superó 3-0 como local por la 34° fecha en la Serie A. El argentino marcó el segundo y erró un penal cuando iban sin goles ante el adversario que sufrió una expulsión en el comienzo y ahora sueñan con entrar a la Champions.

Napoli a lo único que aspira luego de una temporada que lo tuvo como ganador de la Supercopa de su país a fin del año pasado, no pudo luchar el Scudetto ante la Juventus y ahora con el boleto asegurado a la Europa League aspira al tercer puesto para al menos meterse en el repechaje de la Champions League.

Al minuto de juego el equipo de Filippo Inzaghi se iba a quedar con uno menos por la expulsión y penal del defensor Mattia De Sciglio por una infracción dentro del área a  Marek Hamšík. El encargado del penal fue el argentino Gonzalo Higuain pero el arquero español Diego López se lo atajó.

El local no encontró el juego a pesar de la superioridad numérica y casi llega el primer del Milán con un cabezazo del volante Giacomo Bonaventura que dio en el poste ante la mirada del arquero argentino Mariano Andújar.

Recién en la segunda mitad los dirigidos por el español Rafael Benítez lograron la ventaja. Luego de un error entre Daniele Bonera y el argentino nacionalizado italiano Gabriel Paletta, el balón le cayó al capitán eslovaco  Hamšík que no perdonó.

El gol animó al local y cuatro minutos más tarde liquidó el pleito en el Estadio San Paolo. El belga Dries Mertens tocó atrás para el ex River que se sacó la marca de Paletta y disparó a colocar para el 2-0 parcial (17 goles).

El último y definitivo fue del ex Sampdoria Manolo Gabbiadini que se la llevó por delante para el 3-0 final. Así Napoli sigue cuarto con 59 puntos y está a cuatro de la Lazio enfrentando el domingo a Parma de visitante.