Los Seattle Seahawks, últimos campeones, cayeron ante los Chargers de San Diego, en uno de los partidos más destacados del domingo. Ayer, Philadelphia sorprendió en su visita a Indianápolis, mientras que Chicago venció, también a domicilio, a los 49ers. Los Saints volvieron a perder sobre el final ante Cleveland.

La segunda semana de la NFL fue testigo de varias sorpresas. Una de las más importantes fue la caída de Seattle, como visitante, ante San Diego. Los Chargers recibieron a los Seahawks, últimos campeones de la NFL con la misión de ganar para recuperarse de la dolorosa derrota de la primera semana ante Arizona. Y fue victoria para el local, que con un gran segundo cuarto comenzó a encaminar el juego. Antonio Gates, recibiendo tres pases de Touchdown y Rivers, con 284 yardas pasando el balón, fueron las claves en la victoria 30-21 de los Chargers.

Los Saints de Nueva Orleans también sorprendieron, esta vez por una nueva derrota ajustada frente a los Browns de Cleveland. Mal comienzo de temporada para los Saints, que remontaron 13 puntos para ponerse por encima de los locales. Sin embargo, Cleveland anotó un gol de campo con sólo tres segundos por jugar, para cerrar el 26-24 final. Inesperada victoria de los Browns.

Otro partido con final cerrado fue el de Los Rams de St Louis frente a los Bucaneros de Tampa Bay. Los Rams, visitantes, sentenciaron la victoria con un gol de campo a 38 segundos del final: 19-17. Kansas City y Denver (subcampeón) tuvieron también un final dramático. Es que los Chiefs estuvieron cerca de empatar y mandar el partido al tiempo extra, pero Alex Smith no pudo completar una cuarta oportunidad en 4º y gol para hacerlo. Terrance Knighton logró desviar el pase del QB de Kansas City y dale la victoria a Denver por 24-17.

Pero eso no fue todo. Falta aún mencionar los dos partidos más sobresalientes de la semana, que por suerte fueron transmitidos en Argentina. En primer lugar, se destaca la remontada de los Bears de Chicago en su visita a San Francisco. Los 49ers ganaban cómodamente 20-7 tras el final del tercer cuarto. Sin embargo, en el último parcial, cometieron varios errores (sobre todo de Kaepernick, su mariscal), que se sumaron a las recuperaciones de balón de los Bears y a los tres Touchdowns de Marshall (foto) que le dieron a Chicago una victoria épica por 28-20.

El otro partido que vale la pena destacar es el que jugaron en la noche del lunes Philadelphia Eagles e Indianápolis Colts. Allí se vio algo similar que en el partido entre los Bears y los 49ers. Es que Indianápolis triunfaba con contundencia ante los Eagles. Sin embargo, la visita se recuperaría en los últimos dos períodos para dar vuelta el marcador. Todo cambió cuando quedaban 5 minutos por jugar. La pelota era para el local, Luck lanzó para Hilton, pero Jenkins la interceptó mientras Hilton era sujetado ilegalmente. Las cebras no cobraron nada y la pelota pasó a control de Philadelphia. De ahí en más el juego cambió radicalmente, y con un Sproles acarreando el balón de manera magistral, los Eagles lograron una victoria muy importante por 30-27. El gol de campo de Parkey fue lanzado con 3 segundos por jugar. La semana concluyó de la mejor manera posible.