El fiscal federal Carlos Rívolo pidió la indagatoria del vicepresidente Amado Boudou por el presunto delito de dádivas, a raíz de dos vuelos gratuitos pagados por empresarios en diciembre de 2011 para asistir a un acto oficial en Necochea.

Se trata de un pedido que hizo el fiscal ante el juez Luis Rodríguez, en una causa en la que se imputa a Boudou por los supuestos vuelos gratuitos que hizo gracias a dos empresarios, uno propietario de un avión y otro de un helicóptero, y que sería una dádiva encubierta.

El viaje tuvo lugar el 17 de diciembre de 2011 cuando Boudou abordó en Aeroparque un vuelo con destino al aeródromo de Necochea, y lo hizo en la aeronave Learjet 60, matrícula LV-CRB de la empresa Alas del Fin del Mundo SRL.