Un nuevo estudio piloto de Fundación Huésped demostró muy buena eficacia en la combinación de dos drogas en lugar del tradicional “cóctel” de tres para tratar el VIH.

En el marco del 15º Congreso Europeo de SIDA se presentaron los resultados del estudio PADDLE, que mostró que un régimen de dos drogas (Dolutegravir y 3TC) es efectivo como tratamiento inicial del VIH.

El estudio piloto, de solo 20 pacientes y con un seguimiento intensivo, demostró una muy buena eficacia de la combinación.

El efecto en la carga viral fue muy rápido, ya que a los 2 meses de tratamiento, la totalidad de los pacientes tenían niveles de carga viral indetectables.

El PADDLE continúa la línea del estudio GARDEL (diseñado, organizado y dirigido por Fundación Huésped), que demostró que la bi-terapia con esquemas con lamivudina eran igual de efectivos que los de triple terapia.

El estudio PADDLE utilizó Dolutegravir, un muy potente inhibidor de la integrasa recientemente aprobado, con muy buena tolerancia y escasa toxicidad.

“Estos resultados son muy alentadores pero no son suficientes todavía para cambiar las guías de tratamiento. Para eso hay que hacer estudios más grandes, que tengan mayor potencia estadística para evaluar con más confianza si la efectividad y la seguridad se mantienen”, manifestó desde Barcelona Pedro Cahn, director de Fundación Huésped.