El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, visitó la obra que se realiza en el Shock Room del Hospital Fernández, que contará con 11 camas, respiradores, bombas de infusión y un sistema de monitoreo para atender a los pacientes más graves que ingresan por la guardia.

Acompañado por la ministra de Salud porteña, Ana María Bou Pérez, Rodríguez Larreta aseguró que “es un objetivo muy importante para el Gobierno mejorar la salud” ya que “es uno de los servicios más sensibles que recibe la gente”.

En esa línea, el jefe de Gobierno explicó que “a partir de una donación de la Fundación del Fernández, se está haciendo una obra para un nuevo shock room que es lo que atiende casos muy urgentes, muy especializados”, y agregó: “En un lugar como éste se salvan vidas”.

Se trata de una sala preparada especialmente para recibir emergencias médicas, equipada para atender pacientes politraumatizados, con infarto agudo de miocardio, insuficiencia cardíaca, ACV, estado de shock, paro cardiorespiratorio y todo tipo de patología que requiera atención inmediata y con alta tecnología.

“Venimos trabajando mucho en la atención primaria. Ya hemos terminado la primera etapa del plan de construcción de los centros de salud para acercar a menos de 15 minutos de la casa de cada vecino en el sur de la Ciudad un centro de salud”, señaló Rodríguez Larreta.

A su vez, recordó que también “estamos trabajando en la historia clínica electrónica que claramente es un avance en poder seguir cada uno de los casos”.

La guardia del Hospital Fernández atiende a un promedio diario de 180 pacientes con distintos cuadros y grados de urgencia. La obra, que se lleva a cabo junto con la Fundación del Hospital Fernández, estará lista en marzo de este año.

Se trata de una sala preparada especialmente para recibir emergencias médicas, equipada para atender pacientes politraumatizados.

Por su parte, la ministra destacó que “va a ser un lujo sumarle al trabajo que le habíamos hecho a la guardia esta nueva terapia con 5 camas y tecnología del primer nivel”.

La sala renovada tendrá 5 camas para cuidados críticos y 6 de observación, y cada una contará con respirador, una bomba de infusión para la administración de medicamentos, sistema de monitoreo central y monitores del ritmo cardíaco, tensión arterial, temperatura corporal y oxígeno en sangre.

El personal, especialmente capacitado para atender estas tareas, incluye dos médicos emergentólogos diarios, enfermeros y licenciados en enfermería, kinesiólogos y técnicos de rayos y laboratorio.

El Hospital General de Agudos Dr. Juan A. Fernández atiende 680 mil consultas externas por año, recibe 12 mil internaciones, realiza 4.200 cirugías y 1.900 partos.

Ubicado en Cerviño 3356, en el barrio de Palermo, está asociado a la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, y es sede de cátedras universitarias que permiten el desarrollo docente y de investigación.