Estados Unidos decidió entregar a los jueces argentinos todos los archivos vinculados con los sobornos que pagó Odebrecht: nombres de funcionarios argentinos corruptos, números de cuentas, transferencias bancarias y hasta abrir sus bases de datos. Julio De Vido, el exsecretario Roberto Baratta, José María Olazagasti (exsegundo de la AFI), el exsecretario de Obras Públicas José López, el exsecretario de Transporte Ricardo Jaime y su “operador” Manuel Vázquez aparecerían comprometidos.

Esos datos, que son verdaderamente explosivos -y permitirían identificar directamenta varios ex miinistros y funcionarios del kirchnerismo- , están en una dirección del Departamento de Justicia de los Estados Unidos encargadas de aplicar la Foreing Corrupt Practices Act. Si bien en ese país hay causas en trámite (on going, según la fuente de TN.com.ar), esa información no es interesante para la Justicia de los Estados Unidos, pero si es fundamental para la Argentina y para otros países.

La decisión la tomó el presidente nortemaericano, Donald Trump, que le instruyó al Departamento de Justicia (DOJ) de su país “ayudar a la Argentina, que es un país amigo”. La instrucción de Trump es una consecuencia inmediata de la buena relación que entabló con el presidente Mauricio Macri, cuando ambos se reunieron en Washington, y tuvo una consecuencia inmediata en los tribunales de Comodoro Py.