La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó el uso de la nueva vacuna contra el dengue, desarrollada por el laboratorio francés Sanofi Pasteur.

El Grupo Asesor de Expertos sobre Inmunización (SAGE) del organismo internacional sugirió su aplicación en países donde el virus es endémico, tenga alta transmisión o brotes recurrentes. La vacuna tetravalente ya se está utilizando en Brasil, México, El Salvador y Filipinas.

La Dengvaxia (CYD-TDV), como se denominó a la nueva vacuna, se aplica en personas de entre 9 y 45 años en zonas con dengue endémico.

La única manera de prevenir el dengue es combatiendo a los mosquitos vectores de la enfermedad. Las recomendaciones de la OMS para realizarlo son:

1. Evitar que los mosquitos encuentren lugares donde depositar sus huevecillos aplicando el ordenamiento y la modificación del medio ambiente.

2. Eliminar correctamente los desechos sólidos y los posibles hábitats artificiales.

3. Cubrir, vaciar y limpiar cada semana los recipientes donde se almacena agua para uso doméstico: aplicar insecticidas adecuados a los recipientes en que se almacena agua a la intemperie.

4. Utilizar protección personal en el hogar, como mosquiteros en las ventanas, usar ropa de manga larga, materiales tratados con insecticidas, espirales y vaporizadores.

5. Mejorar la participación y movilización comunitarias para lograr el control constante del vector.

6. Durante los brotes epidémicos, las medidas de lucha antivectorial de emergencia pueden incluir la aplicación de insecticidas mediante el rociamiento.

7. Se debe vigilar activamente los vectores para determinar la eficacia de las medidas de control.