Los principales bloques opositores finalmente no lograron hoy reunir el quórum necesario para poner en marcha la sesión especial con el fin de tratar los numerosos proyectos que buscan retrotraer o frenar los aumentos de las tarifas de servicios públicos.

El interbloque Argentina Federal (Justicialista) y el Frente Renovador habían comprometido verbalmente su presencia, a los firmantes del pedido de sesión especial: el kirchnerismo, el peronismo puntano, el socialismo, el Movimiento Evita-Libres del Sur, la Izquierda y Espacio santafesino.

“De los que firmamos el pedido juntamos 80 diputados”, señaló un optimista Agustín Rossi. Si se suman los 30 que aportaría Argentina Federal y los 20 que llegarían del massismo, estarían los 129 diputados necesarios para iniciar la sesión. Sin embargo, lograron reunir 126 legisladores, 3 menos de los necesarios para habilitar la sesión.

El oficialismo tenía una estrategia definida en caso que la oposición lograra sesionar, ya que una vez habilitado el quórum, Cambiemos hubiera ingresado al recinto para impedir que la oposición consiga los dos tercios necesarios para habilitar el tratamiento de los temas en cuestión.

Por no contar con dictamen de comisión, los proyectos necesitan esa mayoría especial para poder ser incluidos en el debate, es decir unos 170 diputados, con los que la oposición sabe que no cuenta.

El pedido opositor de sesión especial se justificó “en la creciente preocupación de familias, comerciantes, empresarios, industriales, PyMES, cooperativas, clubes de barrio, sociedades de fomento y usuarios en general agobiados por los excesivos aumentos que desde hace dos años vienen padeciendo, en un contexto de creciente inflación y caída del consumo”.

El más extremo de los proyectos propone congelar las tarifas de los servicios públicos y retrotraer los precios a diciembre de 2017.

Con una postura más intermedia, el interbloques Argentina Federal, integrado por mayoría de justicialistas, y Frente Renovador-UNA proponen que a partir de “criterios de razonabilidad” los aumentos tarifarios no superen el índice de variación salarial.

Esta propuesta, plasmada como proyecto será presentada mañana por ambos espacios en una conferencia de prensa convocada para las 9.30 en el 2° piso del Anexo C del Congreso.

Esta conferencia de prensa conjunta marcará el acercamiento legislativo entre ambos sectores, situación que se comenzó a expresar en la reunión que hace diez días en la ciudad entrerriana de Gualeguaychú reunió a diferentes actores del peronismo.

La ofensiva opositora se da días después de que la diputada de la Coalición Cívica Elisa Carrió anunciara la presentación de un proyecto en el que pedirá informes al jefe de Gabinete, Marcos Peña, respecto de la aplicación de los aumentos de las tarifas de los servicios públicos por parte de las empresas prestatarias, y los controles realizados por los entes reguladores y el Ejecutivo.

En el mismo sentido, voceros del bloque radical, dejaron trascender que desde espacio se le presentarán al Poder Ejecutivo “aportes sobre la cuestión tarifaria, sobre todo en lo referido al gas”.