En estampados o colores sólidos, mezclándolo con potentes stilletos o inocentes deportivos, ¡el protagonista del atuendo siempre es el mismo! De la mano de esta marcada tendencia encontramos sus derivados.

Rosa y gris para las más sobrias, rosa y fucsia para las arriesgadas.

Para las eclécticas, y que se aburren de una misma tendencia, ¡París también tiene un lugar! A pesar de que estamos entrando al otoño, los colores vibrantes no se pudieron apagar, y como si se tratase de una elección se Anna Dello Russo, decenas de chicas optaron por las estridencias. Eso sí, de la forma más glamorosa, ¡como lo exige la ocasión!

Ponchos florales, trajes de color y mezcla de estampados, ¡el espacio para experimentar es infinito!