A pocas horas de presentar el proyecto de reforma del impuesto a las Ganancias en el Congreso, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, salió al cruce de la iniciativa que dio a conocer Sergio Massa, uno de los líderes opositores, a quien le pidió “no hacer un show mediático”.

“¿Se puede hacer un proyecto en conjunto con la oposición?”, preguntó Joaquín Morales Solá. “Nosotros estamos dispuestos al diálogo. Ahora, si quieren sacarlo esta semana a los ponchazos, quieren hacer un show mediático. Confío en que no. Es un debate muy delicado, donde es muy fácil tener posturas demagógicas. La sociedad nos pide que seamos responsables”, afirmó Peña, en Desde el llano.

Peña cruzó así a Massa que desde el Frente Renovador presentó un proyecto de modificación del complicado impuesto en el que aplicaría una drástica reducción de Ganancias, en el que un trabajador que gane $ 45.000 recuperará hasta $ 72.500 al año.

El Jefe de Gabinete planteó que desde el Gobierno eligieron “un camino gradual” de cambios, distinto al que propone esa fuerza opositora. Recordó que esa tasa tuvo un primer cambio, en el que se devolvieron más de 50 mil millones de pesos a los contribuyentes, y que ahora se pasó a la segunda etapa. “Coincidimos en que hay que mejorar el tema de las escales, dentro de un esfuerzo sustentable. Tenemos que aliviar y hacer un sistema más progresivo. Es un tema para estudiar y analizar. Hay que ver si quieren un debate técnico y profundo”, manifestó.

Además aprovechó para volver a criticar al economista Roberto Lavagna, asesor del massismo, que había dicho que si sigue la política económica que lleva adelante Macri “va a terminar en un colapso”. Peña contó que el exministro de Economía se reunió con parte del Ejecutivo en la Rosada para decirles que había que devaluar más. “El nos dijo que había que devaluar. Habló con nosotros. Si quiere devaluar mucho más fuerte puede haber complicaciones”, sostuvo.

El funcionario también habló sobre la marcha de la economía. Dijo que “aflojó mucho la inflación” y que hay “un proceso de recuperación”. “A todos nos gusataría salir ya, pero muchos son concientes de la gravedad de donde venimos. Es un año de mucho esfuerzo”, advirtió.